Remontémonos al año de 1910, cuando en Copenhague se proclamó el Día de la Mujer, con carácter internacional, como un homenaje al Movimiento que había nacido para luchar por nuestros derechos, y para ayudar a conseguir el sufragio femenino universal.

Un paso trascendente, si tomamos en cuenta que el 19 de Marzo del año siguiente, se celebró por primera vez el Día Internacional de la Mujer en Alemania, Austria, Dinamarca y Suiza. Fue un momento único en el que todas, desde su país de origen, exigieron el derecho al voto, a ocupar cargos públicos, a la formación profesional, y a la no discriminación laboral.

El Siglo 20 estuvo pleno de vivencias que hoy nos llevan irremediablemente a la reflexión. Sucesos terribles como el incendio de la fábrica Triangle en Nueva York, que provocó la muerte de más de 140 trabajadoras inmigrantes italianas y judías, y acontecimientos trascendentes como aquél histórico año de 1917, en que las mujeres rusas consiguieron finalmente el derecho al voto.

Ahora, el creciente movimiento internacional de la mujer, reforzado por las cuatro conferencias mundiales organizadas por las Naciones Unidas, nos llevan a reflexionar sobre los avances alcanzados, reconociendo asimismo los actos de valor y decisión de aquellas mujeres que han sabido dejar huella en la historia de sus derechos.

Hoy sabemos quiénes somos y a dónde vamos. Conocemos mejor nuestro pasado, y estamos decididas a encontrarnos con un futuro más pleno.
Sabemos cómo llegar. Sólo hay que seguir caminando sin perder el paso; escuchando siempre los latidos de nuestro corazón.

¡Rompamos el compás de espera!. ¡Es tiempo de despertar!.

Respecto al Día Internacional de la Mujer, ésta es la información que tiene publicada las Naciones Unidas:

«En el Día Internacional de la Mujer, debemos comprometernos a hacer todo lo posible para superar los prejuicios arraigados, apoyar la participación y el activismo y promover la igualdad de género y el empoderamiento de la mujer». — António Guterres, Secretario General de las Naciones Unidas

El Día Internacional de la Mujer es un buen momento para reflexionar acerca de los avances logrados, pedir más cambios y celebrar la valentía y la determinación de mujeres de a pie que ha jugado un papel clave en la historia de sus países y comunidades.

Bajo el lema «Ahora es el momento: las activistas rurales y urbanas transforman la vida de las mujeres», la celebración de 2018 se sumará a un movimiento mundial sin precedentes por los derechos, la igualdad y la justicia de las mujeres. El acoso sexual, la violencia y la discriminación contra las mujeres han acaparado los titulares y el discurso público, con una creciente determinación a favor del cambio.

El 8 de marzo es también una oportunidad para reflexionar sobre cómo acelerar la consecución de los Objetivos de Desarrollo Sostenible que afectan más directamente a las mujeres y a las niñas, dentro del marco de la Agenda 2030. Asimismo, se examinan los avances logrados por los gobiernos respecto a los nuevos compromisos adquiridos bajo la iniciativa «Demos el paso» de ONU Mujeres, y otros compromisos anteriores en materia de igualdad de género, empoderamiento y derechos humanos de las mujeres.

Estos son algunos de los objetivos clave de la Agenda 2030:

  • Para 2030, velar por que todas las niñas y todos los niños terminen los ciclos de la enseñanza primaria y secundaria, que ha de ser gratuita, equitativa y de calidad y producir resultados escolares pertinentes y eficaces
  • Para 2030, velar por que todas las niñas y todos los niños tengan acceso a servicios de atención y desarrollo en la primera infancia y a una enseñanza preescolar de calidad, a fin de que estén preparados para la enseñanza primaria
  • Poner fin a todas las formas de discriminación contra todas las mujeres y las niñas en todo el mundo
  • Eliminar todas las formas de violencia contra todas las mujeres y las niñas en los ámbitos público y privado, incluidas la trata y la explotación sexual y otros tipos de explotación
  • Eliminar todas las prácticas nocivas, como el matrimonio infantil, precoz y forzado y la mutilación genital femenina.